jueves, 21 de mayo de 2015

La capitalización y los ricos

Resulta que la distribución de la renta ha aumentado en España a niveles máximos entre los países de la OCDE. Pero igualmente hay que recordar un fenómeno totalmente olvidado hasta la fecha. Los ricos, tan denostados en estos tiempos, resulta que han venido siendo objeto de ataques en estas fechas electorales siendo considerado como algo destinado a extinguir. Da pena oír comentarios de este tipo cuando debería ser una conducta a emular. 
Hemos olvidado nuestros orígenes modestos y sobrios que no hace mucho nos inculcaban nuestros padres y abuelos. Padres que muchos de ellos habían conocido de primera fuente las consecuencias de la Guerra Civil y de la escasez posterior de los recursos básicos. Esos que hoy tiramos a la basura de media unos 76 kg por familia al año. 
Nuestros padres consiguieron en muchos casos lograr unos recursos fruto de su ahorro y de privarse de muchas cosas por si algún día esos días terribles volvían. Esa cultura, la del ahorro, desgraciadamente la hemos dilapidado durante muchos años porque nos creíamos ricos y porque los tiempos habían cambiado con la facilidad de conseguir préstamos con buenas condiciones y con relativa facilidad.... Hasta que llegó la crisis. 
El incremento del ahorro, como he visto en otras ocasiones, ha aumentando y dicho comportamiento se va a seguir notando en nuestras actuaciones como consumidores durante muchos muchos años. Estos años duros, seis largos años, ha marcado la forma de actuar. 
Pero esa actuación incipiente resulta que hoy es "políticamente incorrecta" porque es una actuación propia de ricos y a los ricos hay que lincharlos y mejor si es en la plaza pública. Encima hoy se ha conocido que una política conocida hoy se le insulta porque ha declarado rentas cercanas a los 400.000 euros, mientras se eleva  a las alturas al funcionario que, cumpliendo con su mandato popular, ha utilizado los datos de Hacienda para dar a conocer dicha ignominia: que alguien gane semejante importe.
Pues bien, estos ilustres desconocen las leyes de la capitalización. Resulta que una persona que perciba una renta de 50.000 euros y tenga la osadía de ahorrar un 20 % de sus rentas como sano ejercicio de preservar una parte de su patrimonio por lo que pudiera pasar o para disfrutar de un soñado retiro el día de mañana.Que además esta persona se preocupe de invertir bien el patrimonio ahorrado, con productos que pudieran rentar un 5% anual y con una actualización de la renta percibida por la inflación de un 3 %. Pues si uno utiliza las leyes de la capitalización este españolito tendrá al cabo de 30 años un patrimonio cercano al millón de euros en concreto 994.706,95 euros. Como su riqueza se acerca peligrosamente al millón de euros, este rico pasará a ser digno ejemplo de esa casta que explota a los ciudadanos, cuando sólo tuvo la virtud de escuchar a sus padres que cometieron la ignominia de enseñarle a ahorrar.
Ojalá en este país hubiera más Steve Jobs (Apple), Larry Page (Google), Warren Buffet ( Berkshire Hathway), Jack Dorsey (Twitter), etc . ¡Bendita casta¡
Podría poner muchos ejemplos más de personas en esta lista pero he elegido a Jack Dorsey de Twitter porque gracias a su ingenio hoy muchos pueden aprovechar el instrumento que le ha llevado a ser rico, especialmente los que proclaman semejantes ideas.

domingo, 3 de mayo de 2015

Así sí salimos de la crisis

La economía española sigue recogiendo los frutos del comportamiento de las familias en estos años de crisis. Tras los excesos cometidos por todos en los años anteriores a la crisis, hay una serie de datos que contrastan con lo vivido hasta entonces. Me gusta bucear en datos que considero de comportamiento a largo plazo y el resultado es realmente gratificador. Veamos alguno de ellos:
  1. Los activos financieros netos con que cuentan los hogares (activos como cuentas corrientes, fondos de inversión menos préstamos de todo tipo) han evolucionado de forma espectacular desde el año 2010 hasta el 2014 al pasar de 748.3 miles de millones de euros a 1170.9 miles de millones de euros con un crecimiento de un 56,47 %. El ahorro de los hogares a largo plazo es el mejor indicativo de la capacidad de una nación de una economía para afrontar la inversión futura del país.
  2. Recogido en el anterior dato, la evolución de los préstamos de las familias han pasado de 954.8 miles de millones de euros a 815.7 desde el año 2010 al 2014. Representa una reducción de un 14,60 % del saldo de pasivos financieros. Ya hemos sufrido las consecuencias de crecer a base de aumentar el crédito a la economía y dichos datos representa el ajuste que está realizando las familias, proceso que no ha concluido todavía. 
  3. Todo ello proviene de la capacidad de ahorro de las familias que con datos de 2014 representa un 20.22 % de la renta disponible, ascendiendo a un total de 212.527 millones de euros frente a una renta disponible de 1,050 billones de euros. Una parte importante de este ahorro se encamina, como hemos visto antes, a la reducción del saldo deudor que tienen las familias. Esta cifra es ligeramente inferior a la de 2013, lo que explica el incremento del consumo que ha contribuido al crecimiento del PIB. 
  4. Lo anteriormente expuesto, contribuye junto al ahorro de las empresas y de las entidades financieras frente al incremento de las necesidades de las administraciones públicas, a los datos globales de la capacidad o necesidad de financiación del país en porcentaje sobre el PIB. Es decir, a si tenemos que recurrir al resto del mundo para financiar nuestras actividades. En el año 2014, vuelve a haber una capacidad de financiación exterior, prestamos al resto del mundo, de un 1,3 % cifras que alejan las posibilidades de nuevos sucesos como los acaecidos en el año 2012. Quizás por ello a pesar del repunte de la crisis griega ( mínimos históricos de la bolsa griega en las últimas semanas) el incremento de la prima de riesgo ha sido relativamente testimonial hasta los 108.90 puntos frente a los mínimos de 88.20 alcanzado un par de meses atrás. 
  5. Frente al lema sostenido por los sindicatos en las manifestaciones realizadas por los sindicatos de "Así no salimos de la crisis", estos datos ilustran las previsiones de Así si salimos de la crisis. Son datos alentadores que indican una tendencia global de las familias que ya llevamos un tiempo advirtiendo.