miércoles, 25 de agosto de 2010

OTRO VISTAZO A COMO VA EL EUROSTOXX FRENTE A LOS BONOS


El gráfico que a continuación añadimos no es más que una continuación de lo que vimos el mes pasado: analizar si sigue siendo momento de bolsa o momento de bonos. Claramente vemos cómo parece seguir siendo momento especial para poder invertir en bonos, y los bonos siguen indicando lo mismo: MUCHA PERO QUE MUCHA PRUDENCIA. Vemos como los bonos se han ido a máximos mientras las bolsas subían en los meses anteriores lo cual no daba mucha consistencia a la subida de las bolsas. Ahora parece las bolsas están más en un rango lateral que posiblemente pueda conllevar que las subidas que pueda haber no tengan mucho alcance.
Pero lo que si es importante es ver las divergencias que se están produciendo: las subidas de los bonos no representan alzas importantes en los otros indicadores, sino que están más bien en zona neutral no confirmando así la fuerza relativa que debería tener los bonos a favor de la bolsa. El indicador de CCI de momento sigue en zona relativamente neutral cercana al valor cero, por lo que no da consistencia por un movimiento favorable en ninguno de los dos mercados. Lo lógico y lo normal sería que al final el mercado se decantara por algún lado y desde un punto de vista de opinión contraria sería estar comprado en bolsa y vendido en bonos. No obstante, en los mercados a veces es peligroso el seguir la lógica ya que los movimientos se pueden alargar meses y meses. En este sentido, el que hubiera comprado eurostoxx a finales de julio del mes pasado estaría perdiendo un 1,5 %, mientras los bonos si han producido algo de rentabilidad.
En resumen, sigue sin ser momento de invertir en bolsa a largo plazo aunque esta relación de movimiento de bonos a favor de la bolsa podría ir estar llegando a su fin, en cuanto que los indicadores deberían mostrar más fortaleza en función de los bonos. Por ello, sigo mirando la bolsa para entrar a largo plazo pero no con estos niveles de bonos que anticipan que todavía quedan cosas malas por venir.

No hay comentarios: